Páginas

viernes

3ra semana del Novenario hacia la Alianza (40), por Monica Braun

Mis santos preferidos son: Santa Teresita del Niño Jesús en primer lugar; la quise desde chica, cuando mi madre me dio la “Historia de un alma”. Me atrapó enseguida, me entusiasmé con ella, porque los santos que yo conocía hasta entonces eran monjes o monjas, reyes o reinas o mártires o ermitaños, todas personajes que yo veía muy difíciles de imitar. Cuando vi que Teresita era la menor de cinco hermanas, como yo era la menor de cuatro, que vivía en familia como yo,  con su padre y su madre, que hacía la misma vida que hacía yo, entre su casa, sus primas, sus estudios… me fascinó y alimentó mi deseo de imitarla. Eso y conocer su doctrina del “Caminito” basado en la inmensa confianza en Dios y la búsqueda de la santidad en lo sencillo y lo cotidiano, terminó de atraparme del todo. Y la considero mi mejor amiga. 
Aparte de Teresita, otros santos que quiero son: san José por supuesto, y también mi patrona Santa Mónica, modelo de madre orante y su extraordinario hijo Agustín, que es quien me dio el último empujón para consagrarme.

3ra semana del Novenario hacia la Alianza (39), por Thelma Lastra


¿Cual es mi Santo preferido, mi Santo amigo? Tengo tantos en el Cielo y cada uno me enseña algo distinto y me acompaña en este caminar hacia el Padre de todos.
Desde los 15 años que soy amiga de Santa Teresita del Niño Jesús. Cuando comencé con las ejercitaciones y Bernardo propuso que eligiésemos un Santo o Santa patrono de nuestro camino espiritual, la elegí a ella, que es en realidad mi "amiga del alma". Teresita es mi confidente y me ha mostrado su amor y cercanía de manera muy especial.

Desde los comienzos de Soledad Mariana he ido creciendo en conocimiento de y amor a mi querido San José. Es otro Santazo que tengo a mi lado y me ayuda sobremanera en este caminar mariano y contemplativo. Me ayuda a crecer como hija, esposa y madre.

Va un abrazo para cada uno en este Movimiento que nos une como familia,

Thelma

Movimiento Soledad Mariana

"Soledad Mariana" es un Movimiento de espiritualidad mariana y contemplativa, fundado en la Argentina en 1973, por el monje trapense Bernardo Olivera, actual Abad del Monasterio Nuestra Señora de los Ángeles de Azul, provincia de Buenos Aires.