Páginas

lunes

Juan Pablo II y el papa Francisco

Me detengo un rato y reflexiono.
Hago memoria de algo religioso e histórico a la vez.
Las visitas de Juan Pablo II a la tierra mexicana.
Esa tierra fue el primer destino de sus viajes por todo el mundo. Allí consagró a la Virgen de Guadalupe su reciente pontificado, y consagró todas las familias de América Latina a su Corazón Inmaculado.
¿Por qué me detengo en este momento del pasado? Porque me lo dice el corazón.
Allí Juan Pablo demostró su inmenso amor por el pueblo humilde y sus luchas, allí reveló lo que hay en su corazón, su preocupación pastoral, y les dejó a sus hermanos obispos en Puebla, una enseñanza sobre Cristo, la Iglesia y el hombre, qué aún hoy son cimiento para el caminar de la Iglesia. Allí comenzó a brillar como pastor y profeta.
Esta es mi mirada. Ya desde hace tiempo que pienso en estos momentos que hicieron historia.
Fue un paso en la historia.
Juan Pablo II tuvo su misión en la Iglesia. Hoy la tiene, con igual brillo, el papa Francisco. En otro momento histórico y con otra misión para cumplir. Y otro origen, esta vez la misma tierra de la Morenita, que fue la primer visita de san Juan Pablo II. La tierra de Latino América, que por algo se le llama desde hace tiempo el Continente de la Esperanza.
Es bueno detenerse en la historia y reflexionar. Ver como Dios obra en ella, salvándonos, dándonos su luz y guía.
En mi corazón sacerdotal tengo dos fuentes de inspiración, que son una, y son los pontificados de san Juan Pablo II y del papa Francisco.
Esta es mi inspiración y mi esperanza.


                               Martín (16-3-2017)

Movimiento Soledad Mariana

"Soledad Mariana" es un Movimiento de espiritualidad mariana y contemplativa, fundado en la Argentina en 1973, por el monje trapense Bernardo Olivera, actual Abad del Monasterio Nuestra Señora de los Ángeles de Azul, provincia de Buenos Aires.