Páginas

lunes

ADORACION en la REGION CENTRO


INMERSOS YA EN LA CUARESMA DE ESTE AÑO MISERICORDIOSO

COMENZAMOS CON LAS ADORACIONES DE LOS PRIMEROS VIERNES


Parroquia Santísimo Redentor 

Larrea y Berutti a las 18:30 hs
Viernes 4 de marzo 




¡QUE BUENO ENCONTRARNOS!
 en el VIA CRUCCIS en presencia del mismo Jesús


miércoles

Acompañamos con todo nuestro cariño a Marcela

Hola Familia

Quiero contarles que falleció Federico, el hermano de 
Marcela Despontin. Desde que nos enteramos, por el Blog, de su enfermedad rezamos por él y la familia. Seguimos unidos en oración acompañando a Marcela y sus seres queridos.

Killy

lunes

Encuentro en Mexico

Queridos Hermanos

Hoy parten para México María y Malena Nougués y Bernardo, ellos tendrán a su cargo el retiro anual de Soledad Mariana que se realizará el próximo fin de semana en el monasterio de las hermanas trapenses de Michoacán.

Permanezcamos unidos en oración junto a nuestros hermanos que tendrán tanto para compartir de la reciente visita del Papa Francisco. Deseamos que sea un tiempo fuerte de oración, ejercitación y encuentro fraterno.

Cariños guadalupanos

Killy Romero

viernes

Rosario Roca nos comparte su alegría


domingo

¡Gracias! ...en Ella


viernes

ENCUENTROS DE SAN JUAN DIEGO EN MORENO- REGIÓN OESTE, por Adrian Gauna


Queridos todos en SM

Feliz comienzo de Cuaresma: camino de misericordia!
Les quiero contar que mañana comenzará en la Parroquia San José, de Moreno, los encuentros de Juan Diego- Que aquí les llamamos “ENCUENTROS JUNTO A LA VIRGEN MADRE DE MISERICORDIA”.
Es una alegría volver a hacer estos encuentros, después de tantos años que los hicimos junto a Martín Serantes. Esta vez lo realizaremos algunos de Región Oeste y también nos acompañará María Nougués (región Centro) en los primeros… Y no dudo que ustedes se harán presentes con su intercesión!
El Párroco está muy animado y contento con esta iniciativa, ya que ayudará a preparar para el Jubileo de la Parroquia (cumple 50 años) y para la fiesta de Dedicación – Consagración del Templo y del Altar el 19 de marzo.

Que la Madre de Misericordia nos regale vivir profundamente este tiempo de Misericordia.
Abrazo grande en ELLA

Su hno
adrián
(Región Bs. As. Oeste – moreno)

PROGRAMA DEL VIAJE DEL PAPA FRANCISCO A MÉXICO Y ESCALA EN CUBA



Queridos hermanos de Soledad Mariana en MÉXICO.
¡Los acompañamos muy especialmente en esta Alegría de la visita del Papa Francisco a sus tierras! ¡Que sea una Visita de mucha Gracia y Bendición!

Viernes 12 de febrero de 2016 (los horarios puestos son los locales)

8.15 – Parte el avión desde el aeropuerto Fiumicino  de Roma.14:00 – Escala en Cuba -Raúl Castro encuentra al Papa y lo acompaña hasta el patriarca Kirill
16:15 – Discurso del Papa y del Patriarca. Declaración conjunta
17,10 Francisco parte
hacia Ciudad de México. 19.30 – Llegada al aeropuerto internacional “Benito Juárez” de Ciudad de México –

Sábado 13 de febrero
9.30 – Ceremonia de bienvenida en el Palacio Nacional – Visita de cortesía al Presidente de la República.
10.15 – Encuentro con las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático (Primer discurso del Papa).
11.30 – Encuentro con los obispos de México en la Catedral (Discurso). (
17.00 – Santa Misa en la Basílica de Guadalupe (Homilía).

Domingo 14 de febrero
10.15 – Traslado en helicóptero a Ecatepec. Estado de Morelos.
11.30 – Santa Misa en el área del Centro de Estudios de Ecatepec (Homilía).  Ángelus y discurso  14.00 – Almuerzo con el séquito papal en el seminario diocesano de Ecatepec.
16.45 – Traslado en helicóptero a Ciudad de México.
17.15 – Llegada a Ciudad de México.
17.45 – Visita al Hospital pediátrico “Federico Gómez”. 
Lunes 15 de febrero
7.30 – Salida en avión hacia Tuxtla Gutiérrez . Estado de Chiapas.
9.15 – Traslado en helicóptero a San Cristóbal de Las Casas
10.15 – Santa Misa con las comunidades indígenas de Chiapas en el Centro deportivo municipal (Homilía).
13.00 – Almuerzo con representantes de indígenas y el séquito papal.
15.00 – Visita a la Catedral de San Cristóbal de las Casas.
15.35 – Traslado en helicóptero a Tuxtla Gutiérrez.
16.15 – Encuentro con las familias en el estadio “Víctor Manuel Reyna” de Tuxtla Gutiérrez (Discurso).
18.10 – Salida en avión hacia Ciudad de México.
20.00 – Llegada al aeropuerto de Ciudad de México
Martes 16 de febrero de 2016
7.50 – Salida en avión hacia Morelia.  Estado de Michoacán.
10.00 – Santa Misa con sacerdotes, religiosas, religiosos, consagrados y seminaristas (Homilía).
15.20 – Visita a la Catedral.
16.30 – Encuentro con los jóvenes en el estadio “José María Morelos y Pavón” (Discurso).
18.30 – Salida en avión hacia Ciudad de México.
19.35 – Llegada a Ciudad de México.
Miércoles 17 de febrero
8.35- Salida en avión hacia Ciudad Juárez. Estado de Chihuahua.
10.00 – Llegada al aeropuerto internacional “Abraham González” de Ciudad Juárez
10.30 – Visita al Centro de Readaptación Social (Cereso) número 3 (Discurso).
12.00– Encuentro con el mundo del trabajo en el Colegio de Bachilleres del Estado de Chihuahua (Discurso).  
16.00– Santa Misa en el área de la feria de Ciudad Juárez (Homilía).
19.00– Ceremonia de despedida en el aeropuerto internacional de Ciudad Juárez.
19.15– Salida en avión hacia el aeropuerto de Ciampino en Roma.

martes

“MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO PARA ESTA CUARESMA"


“Misericordia quiero y no sacrificio” (Mt 9,13). 
Las obras de misericordia en el camino jubilar


1. María, icono de una Iglesia que evangeliza porque es evangelizada 
En la Bula de convocación del Jubileo invité a que «la Cuaresma de este Año Jubilar sea vivida con mayor intensidad, como momento fuerte para celebrar y experimentar la misericordia de Dios» (Misericordiae vultus, 17). Con la invitación a escuchar la Palabra de Dios y a participar en la iniciativa «24 horas para el Señor» quise hacer hincapié en la primacía de la escucha orante de la Palabra, especialmente de la palabra profética. La misericordia de Dios, en efecto, es un anuncio al mundo: pero cada cristiano está llamado a experimentar en primera persona ese anuncio. Por eso, en el tiempo de la Cuaresma enviaré a los Misioneros de la Misericordia, a fin de que sean para todos un signo concreto de la cercanía y del perdón de Dios. 

María, después de haber acogido la Buena Noticia que le dirige el arcángel Gabriel, María canta proféticamente en el Magnificat la misericordia con la que Dios la ha elegido. La Virgen de Nazaret, prometida con José, se convierte así en el icono perfecto de la Iglesia que evangeliza, porque fue y sigue siendo evangelizada por obra del Espíritu Santo, que hizo fecundo su vientre virginal. En la tradición profética, en su etimología, la misericordia está estrechamente vinculada, precisamente con las entrañas maternas (rahamim) y con una bondad generosa, fiel y compasiva (hesed) que se tiene en el seno de las relaciones conyugales y parentales. 

2. La alianza de Dios con los hombres: una historia de misericordia 
El misterio de la misericordia divina se revela a lo largo de la historia de la alianza entre Dios y su pueblo Israel. Dios, en efecto, se muestra siempre rico en misericordia, dispuesto a derramar en su pueblo, en cada circunstancia, una ternura y una compasión visceral, especialmente en los momentos más dramáticos, cuando la infidelidad rompe el vínculo del Pacto y es preciso ratificar la alianza de modo más estable en la justicia y la verdad. Aquí estamos frente a un auténtico drama de amor, en el cual Dios desempeña el papel de padre y de marido traicionado, mientras que Israel el de hijo/hija y el de esposa infiel. Son justamente las imágenes familiares —como en el caso de Oseas (cf. Os 1-2)— las que expresan hasta qué punto Dios desea unirse a su pueblo. 

Este drama de amor alcanza su culmen en el Hijo hecho hombre. En él Dios derrama su ilimitada misericordia hasta tal punto que hace de él la «Misericordia encarnada» (Misericordiae vultus, 8). En efecto, como hombre, Jesús de Nazaret es hijo de Israel a todos los efectos. Y lo es hasta tal punto que encarna la escucha perfecta de Dios que el Shemà requiere a todo judío, y que todavía hoy es el corazón de la alianza de Dios con Israel: «Escucha, Israel: El Señor es nuestro Dios, el Señor es uno solo. Amarás, pues, al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas» (Dt 6,4-5). El Hijo de Dios es el Esposo que hace cualquier cosa por ganarse el amor de su Esposa, con quien está unido con un amor incondicional, que se hace visible en las nupcias eternas con ella. 

Es éste el corazón del kerygma apostólico, en el cual la misericordia divina ocupa un lugar central y fundamental. Es «la belleza del amor salvífico de Dios manifestado en Jesucristo muerto y resucitado» (Exh. ap. Evangelii gaudium, 36), el primer anuncio que «siempre hay que volver a escuchar de diversas maneras y siempre hay que volver a anunciar de una forma o de otra a lo largo de la catequesis» (ibíd., 164). La Misericordia entonces «expresa el comportamiento de Dios hacia el pecador, ofreciéndole una ulterior posibilidad para examinarse, convertirse y creer» (Misericordiae vultus, 21), restableciendo de ese modo la relación con él. Y, en Jesús crucificado, Dios quiere alcanzar al pecador incluso en su lejanía más extrema, justamente allí donde se perdió y se alejó de Él. Y esto lo hace con la esperanza de poder así, finalmente, enternecer el corazón endurecido de su Esposa. 

3. Las obras de misericordia 
La misericordia de Dios transforma el corazón del hombre haciéndole experimentar un amor fiel, y lo hace a su vez capaz de misericordia. Es siempre un milagro el que la misericordia divina se irradie en la vida de cada uno de nosotros, impulsándonos a amar al prójimo y animándonos a vivir lo que la tradición de la Iglesia llama las obras de misericordia corporales y espirituales. Ellas nos recuerdan que nuestra fe se traduce en gestos concretos y cotidianos, destinados a ayudar a nuestro prójimo en el cuerpo y en el espíritu, y sobre los que seremos juzgados: nutrirlo, visitarlo, consolarlo y educarlo. Por eso, expresé mi deseo de que «el pueblo cristiano reflexione durante el Jubileo sobre las obras de misericordia corporales y espirituales. Será un modo para despertar nuestra conciencia, muchas veces aletargada ante el drama de la pobreza, y para entrar todavía más en el corazón del Evangelio, donde los pobres son los privilegiados de la misericordia divina» (ibíd., 15). 

En el pobre, en efecto, la carne de Cristo «se hace de nuevo visible como cuerpo martirizado, llagado, flagelado, desnutrido, en fuga... para que nosotros lo reconozcamos, lo toquemos y lo asistamos con cuidado» (ibíd.). Misterio inaudito y escandaloso la continuación en la historia del sufrimiento del Cordero Inocente, zarza ardiente de amor gratuito ante el cual, como Moisés, sólo podemos quitarnos las sandalias (cf. Ex 3,5); más aún cuando el pobre es el hermano o la hermana en Cristo que sufren a causa de su fe. 

Ante este amor fuerte como la muerte (cf. Ct 8,6), el pobre más miserable es quien no acepta reconocerse como tal. Cree que es rico, pero en realidad es el más pobre de los pobres. Esto es así porque es esclavo del pecado, que lo empuja a utilizar la riqueza y el poder no para servir a Dios y a los demás, sino para sofocar dentro de sí la íntima convicción de que tampoco él es más que un pobre mendigo. Y cuanto mayor es el poder y la riqueza a su disposición, tanto mayor puede llegar a ser este engañoso ofuscamiento. Llega hasta tal punto que ni siquiera ve al pobre Lázaro, que mendiga a la puerta de su casa (cf. Lc 16,20-21), y que es figura de Cristo que en los pobres mendiga nuestra conversión. Lázaro es la posibilidad de conversión que Dios nos ofrece y que quizá no vemos. Y este ofuscamiento va acompañado de un soberbio delirio de omnipotencia, en el cual resuena siniestramente el demoníaco «serán como Dios» (Gn 3,5) que es la raíz de todo pecado. Ese delirio también puede asumir formas sociales y políticas, como han mostrado los totalitarismos del siglo XX, y como muestran hoy las ideologías del pensamiento único y de la tecnociencia, que pretenden hacer que Dios sea irrelevante y que el hombre se reduzca a una masa para utilizar. Y actualmente también pueden mostrarlo las estructuras de pecado vinculadas a un modelo falso de desarrollo, basado en la idolatría del dinero, como consecuencia del cual las personas y las sociedades más ricas se vuelven indiferentes al destino de los pobres, a quienes cierran sus puertas, negándose incluso a mirarlos. 

La Cuaresma de este Año Jubilar, pues, es para todos un tiempo favorable para salir por fin de nuestra alienación existencial gracias a la escucha de la Palabra y a las obras de misericordia. Mediante las corporales tocamos la carne de Cristo en los hermanos y hermanas que necesitan ser nutridos, vestidos, alojados, visitados, mientras que las espirituales tocan más directamente nuestra condición de pecadores: aconsejar, enseñar, perdonar, amonestar, rezar. Por tanto, nunca hay que separar las obras corporales de las espirituales. Precisamente tocando en el mísero la carne de Jesús crucificado el pecador podrá recibir como don la conciencia de que él mismo es un pobre mendigo. A través de este camino también los «soberbios», los «poderosos» y los «ricos», de los que habla el Magnificat, tienen la posibilidad de darse cuenta de que son inmerecidamente amados por Cristo crucificado, muerto y resucitado por ellos. Sólo en este amor está la respuesta a la sed de felicidad y de amor infinitos que el hombre —engañándose— cree poder colmar con los ídolos del saber, del poder y del poseer. Sin embargo, siempre queda el peligro de que, a causa de un cerrarse cada vez más herméticamente a Cristo, que en el pobre sigue llamando a la puerta de su corazón, los soberbios, los ricos y los poderosos acaben por condenarse a sí mismos a caer en el eterno abismo de soledad que es el infierno. He aquí, pues, que resuenan de nuevo para ellos, al igual que para todos nosotros, las lacerantes palabras de Abrahán: «Tienen a Moisés y los Profetas; que los escuchen» (Lc 16,29). Esta escucha activa nos preparará del mejor modo posible para celebrar la victoria definitiva sobre el pecado y sobre la muerte del Esposo ya resucitado, que desea purificar a su Esposa prometida, a la espera de su venida. 


No perdamos este tiempo de Cuaresma favorable para la conversión. Lo pedimos por la intercesión materna de la Virgen María, que fue la primera que, frente a la grandeza de la misericordia divina que recibió gratuitamente, confesó su propia pequeñez (cf. Lc 1,48), reconociéndose como la humilde esclava del Señor (cf. Lc 1,38). 


Vaticano, 4 de octubre de 2015 - Fiesta de San Francisco de Asis 
Francisco


sábado

Unidos a las intenciones del Papa Francisco!



jueves

¡GRACIAS MEXICO!

Raquel Cardona, nuestra hermana de México, nos comparte este video con la música que prepara la llegada del Papa Francisco a MICHOACAN.

Nos contagia amor y alegría y nos unimos a ustedes... Sabemos que algunas de las hermanas trapenses irán a un encuentro con sacerdotes, religiosos y... "vida consagrada" en el estadio de Morelia. ¿A donde irán los de León, la Piedad y demás amigos de SM Mexico?

Saquen fotos, video. Graben en sus corazones cada una de las imagenes y experiencias para poder compartirlas con nosotros en el próximo encuentro en Ciudad Hidalgo el 4 de marzo.

¡Qué poco falta! Una vez más la COMUNIDAD DE MEXICO reunida. Esta vez aprovechando le visita al Monasterio del Padre Bernardo... 




Gracias hermanos por tanta alegría.

Con un abrazo fraterno en Ella y Él.
malena

martes

¡¡¡Muy Feliz 2016 !!! ...Nunca es tarde

A mi Querida Familia de Soledad Mariana y a la Región Centro en particular, que me acompaño estos tres años, quiero darles las gracias por todo lo que nos atrevimos a compartir para seguir creciendo en el espíritu de María.

Aliados, juntos, unidos o como deseen llamarlo, seremos más fuertes para todo lo que el Señor y su madre nos inviten a vivir. Además con la gracia de la Misericordia, "que es eterna", no cabe dudas que todo lo que deseemos hacer en su nombre lo lograremos.

Los desafíos comienzan por uno, por dar un pequeño paso en la actitud de vida. Un gesto, un sí, una gauchada como decimos en el campo, sella nuestro compromiso. 

Comprendimos que hay unidad pese a la diversidad de dones que hay en el movimiento; allí está la enorme riqueza que nos moviliza y nos pone en acción, para ponernos a disposición del otro. 

El 2016 que comienza, nos pide que acompañemos la misión a Río Villegas, aunque sea en el corazón pero haciéndoselo saber al que tenemos al lado; la realización de encuentros, retiros, talleres, participar en lo que sintamos que "Nos Llama". 

Mi deseo para todos es que nos abramos al desafío de comunicar el Misterio, soplemos lo que somos, Marianos y Contemplativos.

Muchas Felicidades, los abrazo en Ella

marcos
  



lunes

Don Otto

Queridos hermanos.


Con triste alegría queremos contarles que se murió don Otto nuestro compañero de Soledad Mariana en Chorrillos. Un hombre de una fe inconmovible que le llevó a amar nuestra espiritualidad en muy poco tiempo y a desear participar de nuestro encuentro en Buenos Aires en el 2014. Una gran perdida para nuestro Movimiento. 

Ayer durante la misa mientras ayudaba como todos los domingos partió al cielo. El Señor le regaló la muerte que muchos deseamos: sin sufrir... sin perder su energía de cada día... sin pasar por enfermedad alguna... así, en un suspiro, se lo llevó a sus brazos.

¡Gracias Otto por tu hermandad con nosotros! Llévale al Señor nuestros deseos de ser cada día más marianos y más contemplativos. 

¡Gracias por su vida!

Soledad Mariana
Región Perú



Movimiento Soledad Mariana

"Soledad Mariana" es un Movimiento de espiritualidad mariana y contemplativa, fundado en la Argentina en 1973, por el monje trapense Bernardo Olivera, actual Abad del Monasterio Nuestra Señora de los Ángeles de Azul, provincia de Buenos Aires.