Páginas

lunes

¡COMPARTAMOS LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO!

Muy querida Familia:

Les escribo para compartirles algo de lo tanto vivido en el encuentro de Iglesia que tuvimos en Córdoba todos los laicos representantes de las diócesis de nuestro país, fue este pasado fin de semana.
¡Gracias a todos los que se enteraron y acompañaron con su oración a estos días de trabajo, oración y comunión de hermanos!
Se trata del Encuentro Nacional de Laicos organizado por el DEPLAI (Depto. de laicos de la Iglesia)
Fue en la residencia franciscana de San Antonio de Arredondo. 
Me tocó ir con el equipo que trabajamos juntos en la coordinación del DEMEC (Dpto. de movimientos eclesiales de la arquidiócesis de Buenos Aires) Nuestro equipo está integrado por un representante de los Focolares, otro de Comunión y Liberación, otro de Movimiento Puente y yo por Soledad Mariana. Además de nosotros representando a la arquidiócesis estuvieron presentes representantes de la Vicaría Centro y Flores.

Fue un verdadero “Encuentro de Hermanos”, se habló mucho de la Evangeli Gaudium, de Laudato Si y también de Amoris Laetitia.
Hubo presencia de los obispos de Morón, San Martín, Zárate Campana, Mendoza, Córdoba y Río Cuarto y junto a ellos varios sacerdotes de diferentes diócesis.

Creo que de los encuentros del DEPLAI que me ha tocado asistir ha sido uno de los más motivadores por su contenido. La presencia de panelistas representando los múltiples ámbitos en los que nos movemos los laicos, dando testimonio de su fe en espacios difíciles y jugados, fueron muy buenos y entusiasmantes.

Hubo personas que representaron a la política, a la justicia,  al mundo de la empresa, del trabajo, de la ecología y gestión ambiental.
Representantes de parroquias en las villas, de centros de recuperación de adicciones, de la economía de comunión. Representantes de la Renovación Carismática  que compartieron su modo de trabajo e inserción eclesial. 
Otros compartieron sobre su trabajo como laicos junto a su obispo: diócesis de Quilmes y diócesis de San Martin. Y por último una persona del Movimiento de la Palabra de Dios compartió sobre la Mesa de Movimientos en el Deplai resaltando especialmente la espiritualidad de comunión.
Como postre a la noche el  Grupo Banuev ofreció el buenísimo espectáculo de los Hechos de los Apóstoles. 
Fueron intensas jornadas donde se aprovechó todo. Al equipo del DEMEC nos encargaron hacer la oración de las mañanas, la introducción a la adoración al Santísimo (que se dejó expuesto durante las dos jornadas con turnos de adoración) y los guiones de las dos misas. Fue un precioso trabajo en comunión que hicimos entre los cuatro.

Aquí les comparto algunas fotos. Para que tengan una idea de lo que fue, aunque no se llega a expresar tanto en ellas el riquísimo intercambio vivido con tantos hermanos que están trabajando intensamente por el Evangelio. 
Se habló de nuestras pobrezas y también riquezas como laicos católicos, saliendo a la luz la Esperanza y Fortaleza de nuestra comunión eclesial que nos anima y envía a seguir en fidelidad nuestras misiones.
Tuve oportunidad de conversar con personas de Comodoro Rivadavia, Corrientes, Rosario, San Francisco (Córdoba), Jujuy, Chaco, Formosa y de Entre Ríos, asi como también varios del conurbano bonaerense, de Lomas de Zamora,  de Merlo Moreno, de Morón, San Miguel y Avellaneda.

 Habrán estado presentes cerca de trescientas personas. Una verdadera Fiesta de IGLESIA!

Nos despedimos después de una sentida Eucaristía presidida por el padre obispo Dante Braide de Mendoza y dejando en el corazón muy bien  afianzado el espíritu del lema del encuentro:
                                   

                     ¡Como Pueblo de Dios compartamos la ALEGRIA DEL EVANGELIO!
                                                                                                                     
                                                                                                                    María Nougués

Movimiento Soledad Mariana

"Soledad Mariana" es un Movimiento de espiritualidad mariana y contemplativa, fundado en la Argentina en 1973, por el monje trapense Bernardo Olivera, actual Abad del Monasterio Nuestra Señora de los Ángeles de Azul, provincia de Buenos Aires.